Canal YouTube PantallasAmigas

viernes, 9 de enero de 2009

El reto de garantizar la privacidad de los menores en Internet

Para Artemi Rallo, director de la Agencia Española de Protección de Datos, "la protección de los datos personales de los menores en la sociedad de la información, en el mundo de Internet, se ha convertido en una de las principales preocupaciones tanto de las autoridades de protección de datos como de las instituciones sensibilizadas".

"Todo ello nos lleva al compromiso de estar informados sobre a partir de cuando pueden prestar su consentimiento (los que ya han cumplido 14 años), sobre el tipo de información que pueden facilitar, el uso y la finalidad que se dará a sus datos, así como sobre la identidad de quienes utilizarán dicha información personal.

Garantizar la protección de los datos de nuestros menores requiere del esfuerzo de instituciones públicas y privadas, tanto en el ámbito escolar, extra-escolar, familiar, sanitario, como en el entorno de las nuevas tecnologías, donde son muchas las ocasiones en las que los menores pueden facilitar sus datos personales. Valgan como ejemplos: l formar parte de una red social, subir un vídeo con imágenes identificables en Internet, utilizar los diferentes sistemas de Messenger a través de la telefonía móvil o de Internet, la participación en chats, foros, etc.

Concienciar a niños y niñas de los riesgos que pueden acarrear un uso imprudente y desinformado de las nuevas tecnologías se presenta como uno de los retos que los mayores debemos asumir en esta labor tan amplia de proteger los datos personales de nuestros pequeños. Todo ello, sin olvidar las ventajas y beneficios que Internet y las nuevas tecnologías nos aportan y que también debemos transmitir a nuestros menores.

Conseguir que la formación sobre privacidad y protección de datos en el ámbito de las nuevas tecnologías sea trasladada a los programas de estudio de nuestros colegios, institutos y universidades, es uno de los objetivos que debemos plantear como instituciones sensibilizadas y comprometidas.

(...)

En definitiva, los adultos debemos ser concientes de que vivimos inmersos en una sociedad digital cuya evolución hemos podido apreciar; pero nuestros menores han nacido cuando la misma ya avanzaba a velocidad de crucero. La garantía de nuestra privacidad y la de nuestros menores podrá ser compatible con el desarrollo de las nuevas tecnologías siempre que avancemos con buen uso, prudencia e información adecuada".

Fuente: internautas.org